Menorca

3 Menorca RESERVA DE LA BIOSFERA. UN PARAÍSO BAÑADO POR EL MEDITERRÁNEO Un oasis natural Menorca. Luz, calma, naturaleza, y una de las historias más azarosas del Mediterráneo. Enclave codiciado por imperios y piratas como Barbarroja, cuyo saqueo de Mahón en 1535 aún se recuerda. Sosegada y apacible, Menorca es un oasis natural único, lleno de contrastes por descubrir. Calas rocosas de aguas turquesas, acantilados, restos megalíticos, fortificaciones, amplios arenales, las atávicas casas blancas con porches de cañizo ... una isla plácida que esconde rincones mágicos y que se ha ganado a pulso el sobrenombre de “la Isla Bonita”. Un auténtico paraíso bañado por el mar Mediterráneo que le seducirá por la armonía y diversidad que encontrará. Cuenta con 216 kilómetros de costa muy variada, de litoral abrupto y playas rojizas por el norte, y relieve suave, con calas de arena dorada, por el sur. Ya sean en amplios arenales o en pequeñas calas rodeadas de pinos, hallará múltiples opciones para disfrutar del sol y del mar. Las playas y calas de Menorca son casi ilimitadas y cada viajero hablará de sus favoritas. Pero siempre con el mismo denominador común: unas aguas limpias y cristalinas. En ellas podrá practicar vela, windsurf, esquí acuático y, por supuesto, submarinismo. El espectacular fondo marino de Menorca es uno de los preferidos por los amantes del buceo. Esta isla transmite calma, en buena parte gracias a su valiosa naturaleza. Declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO, Menorca posee una gran riqueza ecológica y paisajística. Realizar una excursión a caballo, a pie o en bicicleta por los caminos y rutas establecidos es una buena forma de acercarse a tan hermoso entorno. Destaca, sobre todo, el Parque Natural de s’Albufera d’Es Grau, un área refugio para numerosas aves acuáticas y migratorias que es, además, uno de los humedales más importantes del sur de Europa. Otro de sus atractivos es el patrimonio arqueológico y cultural. Descubrirá interesantes conjuntos monumentales como el casco histórico de Ciutadella, bella ciudad portuaria ofrece en torno a Es Born, su centro histórico, un conjunto de calles medievales en el que sobresalen sus numerosos palacios, iglesias y fortalezas; restos prehistóricos como la Naveta des Tudons, yacimientos como los de Mahón, o incluso pequeños pueblos pesqueros que aún conservan las antiguas tradiciones. A todos estos atractivos se añade una sabrosa tradición culinaria, basada en productos del mar. Cala Pregonda Cala Macarella ISLAS BALEARES Ciutadella

RkJQdWJsaXNoZXIy NDYxMjkx